Carta del Dr. Carbone

http://inmunologia-sei.blogspot.com.es/2012/11/reflexiones-sobre-la-importancia-de-la.html

 

Reflexiones sobre la
importancia de la actividad asistencial de Inmunología Clínica con Asistencia
Directa a Pacientes para el futuro de la especialidad de Inmunología

Reflexiones
sobre la importancia de la actividad asistencial de Inmunología Clínica con
Asistencia Directa a Pacientes para el futuro de la especialidad de
Inmunología

Inmunología Clínica en la Troncalidad,
Sostenibilidad y Plan Estratégico
Como se sabe, la especialidad de Inmunología está actualmente incluida en el Tronco de Laboratorio, lo que conlleva importantes riesgos para su futuro. Esta incertidumbre se ha potenciado  recientemente con la situación actual de la misma en la Comunidad de Madrid  donde se nos anuncia “concentración” y la posible desaparición de algunos  Servicios.

Para los que desarrollamos actividad asistencial de Inmunología  Clínica con Asistencia Directa al Paciente (a la cabecera del enfermo) nos  preocupa que este tipo de actividad quede excluida de la etapa inicial de  formación de la especialidad al no tener cabida un itinerario formativo  compatible durante los 2 años de troncalidad. De entrada hay que ser conscientes  de que uno de los aspectos que más se limitará a futuro en la situación  irreversible en que actualmente está enmarcada la especialidad en el R.D. de  troncalidad, es la formación en Inmunología Clínica que capacite para la  asistencia directa a pacientes.
En la Sociedad de Inmunología sigue existiendo un debate, a favor y en contra, sobre si la Inmunología Clínica con  asistencia Directa a Pacientes es una actividad que forma parte de nuestra  especialidad. Mientras muchos pensamos que sí (médicos y no médicos) también hay  un porcentaje de claros opositores a este perfil dentro de la  especialidad.
La falta de implementación de Unidades Clínicas en la mayoría de las sedes hospitalarias docentes, en el periodo de más de 10 años del actual  programa de la especialidad que así lo contempla, es otra muestra de que no se ha considerado suficientemente la importancia de la Inmunología Clínica con  Asistencia Directa al Paciente.
Como médico inmunólogo que atiende pacientes me preocupa que no seamos capaces de preservar el Itinerario Formativo en Inmunología Clínica, para el futuro de nuestra especialidad. El documento de alegaciones presentado en el Ministerio el año pasado solicitaba un doble itinerario formativo (médico y de laboratorio, algo parecido a lo que tenemos actualmente), lo cual no ha sido tenido en cuenta.
En el marco de la situación actual generada en nuestra Comunidad con el llamado plan de medidas de garantía de la sostenibilidad del sistema sanitario público, nos podemos preguntar qué hubiera pasado si todos los Servicios de Inmunología madrileños hubiesen tenido implementadas Unidades Clínicas potentes y cual podría haber sido el valor añadido de tener actividad asistencial de Inmunología Clínica con Asistencia Directa al Paciente dentro de la especialidad?.
Igual de importante: Si somos conscientes de la importancia vital de incluir esta actividad asistencial de nuestra especialidad en el futuro plan estratégico de la especialidad de Inmunología en la Comunidad de Madrid.Inmunología
Clínica con Asistencia Directa a Pacientes: Una realidad

La
Inmunología Clínica con Asistencia Directa a Pacientes ha surgido naturalmente en los últimos años como una actividad asistencial dentro de varios Servicios de Inmunología en toda España. Es una realidad que no se puede cuestionar. La Inmunología se ha proyectado hacia la asistencia directa al paciente. Aunque el programa formativo vigente así lo contempla, su implementación ha sido desigual por razones no bien definidas.

Nadie puede dudar que la Inmunología Clínica con Asistencia Directa a Pacientes puede aportar importantes avances en el manejo de las enfermedades de base inmunológica. Hablamos de inmunólogos médicos que atienden pacientes en consultas especializadas, o en plantas de hospitalización, haciendo actividad médica de diagnóstico y tratamiento de distintas enfermedades de base inmunológica.
En la Comunidad de Madrid esta
actividad altamente especializada ejercida desde Servicios de Inmunología se ha “concentrado” históricamente en dos centros: El Hospital La Paz, para el manejo de inmunodeficiencias primarias y el Hospital Gregorio Marañón que da una cobertura más amplia a distintos tipos de enfermedades de base inmunológica. Más recientemente otros hospitales han abierto Consultas de Inmunología como es el caso del Hospital Ramón y Cajal.
Nuestra experiencia nos lleva a afirmar que la Inmunología Clínica con Asistencia Directa a Pacientes, es una actividad necesaria en hospitales de alto nivel de complejidad. Y podría ser considerada una actividad compleja de alta especialización.
En nuestro servicio la Inmunología de Laboratorio Diagnóstico y la Inmunología Clínica con Asistencia Directa a Pacientes funcionan simultáneamente desde hace casi 20 años. Cada una tiene competencias y estructuras bien diferenciadas pero se coordinan desde el mismo Servicio e interaccionan permanentemente, potenciándose, complementándose. La existencia de ambas ha posicionado muy bien al Servicio dentro del hospital. Se ha desarrollado una actividad de formación en Inmunología Clínica para residentes y adjuntos procedentes de Madrid, otras Comunidades Autónomas y del Extranjero.Una mayor demanda de atención clínica supone mayor demanda de solicitudes de pruebas de laboratorio específicas. Y no solo se genera demanda de pruebas especializadas para el Laboratorio de Inmunología del hospital sino para Laboratorios de Inmunología de referencia dentro y fuera de la Comunidad de Madrid.
La Unidad de Inmunología Clínica implementada de esta manera no se diferencia de ninguna otra unidad clínica del hospital. Es un usuario más del Laboratorio de Inmunología. Sin embargo, al tratarse de inmunólogos del mismo servicio y por su formación en la especialidad el grado de interacción interno de clínica a laboratorio y de laboratorio a clínica (traslación) es mucho más fácil y eficaz.
Por ello, los inmunólogos clínicos que atienden directamente a pacientes están en condiciones ideales para abrir nuevas fronteras de estudio de inmunodeficiencias, síndromes autoinflamatorios o nuevas vías de monitorización y tratamiento en trasplantes, por ejemplo.

La demanda
asistencial es real.Se ha escuchado reiteradamente la pregunta:
Quién puede querer enviar pacientes al inmunólogo?. Las carencias de cobertura
asistencial son muchas en nuestro campo. Un porcentaje importante de estas
patologías son atendidas por otros especialistas, pero no todas.
Desde la
experiencia en nuestro hospital, en el que convivimos con prácticamente todas
las especialidades médicas que existen, podemos afirmar que cualquier médico
inmunológo capacitado que lo quiera y pueda hacer encontraría fácilmente
enfermedades de base inmunológica que tratar en su centro que no están siendo
cubiertas por otro especialista. Esto incluye la sospecha diagnóstica de nuevas
enfermedades de base inmunológica y la administración de tratamientos que otros
especialistas no utilizan.
Yo me hago otra pregunta: Quién da cobertura
actualmente a estas patologías en los hospitales que no tienen implementadas
Unidades de Inmunología Clínica?. Porqué recibimos solicitudes de canalización
para la atención de pacientes procedentes de todas las áreas asistenciales de
Madrid y desde todas las Comunidades Autónomas?. No es una posibilidad real de
expansión de los Servicios de Inmunología en los hospitales que no tienen
implementadas estas unidades?.
Nada ha impedido ni debe impedir que dichas
Unidades existan en centros estratégicos de cada Comunidad.
Debe recordarse
además la existencia de las 2 carteras consensuadas de servicios, clínica
asistencial y de laboratorio, integradas en un servicio único y que corresponden
a la Unidad de Inmunología Clínica y al Laboratorio Diagnóstico,
respectivamente. En nuestro hospital contamos con códigos específicos
funcionales correspondientes a una Consulta de Inmunología Clínica, Hospital de
Día de Terapias Biológicas, actividad de interconsultas y Hospitalización
reconocido en la estructura funcional del Hospital.
También se he escuchado
que lo que se hace en nuestro hospital no es exportable. Sin embargo hay hasta
13 Servicios de Inmunología que reconocen hacer algún tipo de actividad clínica
con asistencia directa a pacientes. Esta actividad se debería haber potenciado.
Esta actividad no se puede negar. Esta actividad no se debe parar.
La
Inmunología Clínica de Asistencia Directa a Pacientes puede llevar a una
ampliación real de posibilidades laborales para los médicos y también para los
no médicos, al ampliarse el campo de actuación de la especialidad. De las 3
últimas contrataciones de TSE en Inmunología en nuestro hospital, 2 se hicieron
para contratar inmunólogos con experiencia demostrable en el tratamiento de
enfermedades de base inmunológica. Tras la contratación de la primera asistimos
a una expansión de la demanda de pacientes de un 400% en tres años, lo cual
llevó a la necesidad de contratar otro inmunólogo con perfil clínico. Y si no
fuera por la crisis, la demanda asistencial actual podría justificar nuevas
contrataciones.

Varios residentes formados en Inmunología
Clínica en nuestro hospital, rotantes de otros hospitales y contratos post-MIR,
han encontrado salidas laborales en puestos de trabajo que buscaban el perfil de
inmunólogo clínico con experiencia asistencial clínica directa.

Mayor
garantía de continuidad en los hospitales para los actuales Servicios de
Inmunología?

En estos momentos tememos el potencial cierre de algunos
Servicios de Inmunología y la concentración de nuestros laboratorios lo que
llevará a que veamos reducidas las carteras de servicio. Al mismo tiempo muchos
nos vemos en peligro de perder nuestros puestos de trabajo.

Será posible
que los servicios centrales que tengan implementadas Unidades Asistenciales
Clínicas tengan una razón adicional para seguir vinculados a hospitales en el
futuro?. Uno de los peligros de la actual situación de la Inmunología en el
Tronco de Laboratorio es el futuro incierto de la misma con el llamado proceso
de industrialización de los laboratorios en los hospitales públicos que ya esta
en marcha.
Si La especialidad pretende mantener, justificar su perfil
individualizado, lo óptimo no sería ver como aumentar la competitividad de la
Inmunología frente a las otras especialidades de laboratorio del tronco?.
Por
qué no se reconoce que la Inmunología Clínica con Asistencia Directa a Pacientes
puede ser un elemento diferenciador?. Y que justificación para crear una Unidad
Clínica podrá tener un Servicio en el futuro si ya no existe un itinerario
formativo en Inmunología Clínica?, o si no ubicamos claramente en el plan
estratégico esta actividad asistencial?.

Continuidad de las Unidades
Clínicas Existentes dentro de los Servicios de Inmunología.

Como se
ha dicho, varios Servicios de Inmunología reconocen en la actualidad desarrollar
algún tipo de actividad clínica bien diferenciada. Cómo podremos seguir formando
inmunólogos clínicos si esta actividad queda fuera de nuestros programas
formativos?. ¿Quién daría continuidad a esta actividad si el perfil se extingue
con la Inmunología en el Tronco de Laboratorio, tal como está en estos
momentos?.
Donde la Inmunología Clínica con Asistencia Directa a Pacientes se
ha implantado se ha generado una demanda asistencial en gran parte de novo. Esta
demanda quedaría descubierta si no hay continuidad en el futuro dentro de la
Inmunología y habría que canalizarla hacia otras especialidades. Debe
reconocerse que cualquier negación u obstrucción al desarrollo de la Inmunología
Clínica con Asistencia Directa a Pacientes supone un riesgo de desprotección de
un colectivo creciente de pacientes que en última instancia debieran ser nuestra
principal motivación.

Fuente de financiación para la
investigación.

La Inmunología Clínica con Asistencia Directa a
Pacientes es también un valor añadido para el desarrollo de líneas de
investigación traslacional. Asi por ejemplo, el diseño y puesta en marcha de
ensayos clínicos por parte de inmunólogos es más factible cuando se tiene
actividad clínica directa. Muchos marcadores que se investigan tendrían mas
posibilidad de traslación a práctica clínica si dicha investigación contase con
inmunólogos atendiendo a los pacientes o interaccionando con otros especialistas
a la cabecera del enfermo. Sólo los Servicios con Unidades Clínicas tienen la
ventaja de poder plantear directamente la realización de proyectos de
investigación de patologías de base inmunológica de los pacientes que están
tratando directamente. En caso contrario siempre depende de la colaboración con
unidades clínicas externas, lo cual no siempre es fácil o bien reconocido en el
desarrollo de las distintas etapas de un proyecto de
investigación.

Potenciación de la investigación básica

La
Inmunología Clínica con Asistencia Directa a Pacientes es una importante fuente
de financiación para investigación en algunos hospitales. Ello puede suponer una
fuente adicional
de financiación para la investigación básica íntimamente
ligada a la investigación en Inmunología Clínica. En términos generales el
médico inmunólogo que hace actividad clínica directa con pacientes utiliza
principalmente pruebas de los catálogos de laboratorio de inmunología, tanto a
nivel de investigación como a nivel asistencial.

Momento histórico
para mantener la Inmunología Clínica dentro de la especialidad

En
términos generales hay mucho desconocimiento de la existencia de la actividad
asistencial clínica que desarrollamos en algunos hospitales. Varias
especialidades que atienden pacientes con patologías de base inmunológica no
entienden que un inmunólogo médico pueda aportar algo adicional a lo que ellos
hacen. Y desde dentro, como se ha dicho, aun existen inmunólogos que niegan o
cuestionan que esta actividad sea parte de la especialidad (aunque esté incluida
en el programa).
En nuestra sede docente de Inmunología se vienen recibiendo
solicitudes, cada vez con más frecuencia, de especialidades como Alergia (del
hospital y de otras áreas de Madrid) y Reumatología para recibir formación en
Inmunología Clínica. Es una muestra patente de que “otros” si reconocen que el
inmunólogo médico que atiende pacientes es un valor añadido dentro del
sistema.
El mantenimiento de un itinerario formativo en Inmunología Clínica
con Asistencia Directa a Pacientes, garantizaría que la cobertura de dichas
enfermedades pueda seguir contando con inmunólogos especializados que las
atiendan y que formen a los nuevos especialistas que tengan intención de hacer
actividad clínica. Igualmente debe dársele un lugar destacado dentro del plan
estratégico.

Inmunología Clínica de Asistencia Directa a Pacientes:
Tiempo de capacitación

La adquisición de las competencias necesarias
para manejar pacientes con enfermedades de base inmunológica requiere de una
importante carga dentro del itinerario formativo. En otros paises como en
Inglaterra el programa se extiende mucho más de 6 años. El actual programa de 4
años permitía una capacitación inicial, aunque con limitaciones. Luego hacía
falta un recorrido en una Unidad Especializada dentro o fuera de España para
madurar y completar la capacitación. Este itinerario formativo que posibilita la
formación clínica, y del que disfrutamos en la actualidad, se extinguirá por
completo con el actual R.D. de Troncalidad. Ya no contaremos con los 2 primeros
años y en los 2 restantes habrá que buscarle sitio a la formación clínica. Aun
así, no habrá tiempo para generar la capacitación suficiente para ver pacientes.
Será necesario un periodo posterior de formación. Donde ubicamos esta
capacitación adicional necesaria en Inmunología Clínica?.

Un área de
capacitación específica (ACE)?.

En el R.D se considera la creación de
las mismas cuando representen un incremento significativo de las competencias
profesionales exigidas por los programas oficiales de las especialidades
implicadas en su creación. Además debe existir un interés sanitario y social en
el desarrollo de una específica actividad profesional y asistencial en el área
correspondiente que implique la dedicación a la misma de un número significativo
de especialistas.
No cuesta mucho reconocer que la Inmunología Clínica podría
reunir en el futuro los requisitos para la creación de un ACE: a) Ninguna de las
especialidades que atienden patologías de base inmunológica alcanza la
capacitación suficiente con sus programas de formación para el manejo de estas
enfermedades; b) porque las enfermedades de base inmunológica están en
expansión; c) porque harán falta especialistas para tratarlas. Esta ACE la
tendrán que solicitar las distintas especialidades que dan atención a pacientes
de base inmunológica. Y para que entre estas especialidades esté la Inmunología
deberá reivindicarse, reconocerse primero que la Inmunología brinda ya
actualmente Asistencia Directa a Pacientes como parte de la especialidad, sino
no, no podría participar en la formación de un ACE de este tipo. Sólo tiene
sentido que un especialista formado para atender pacientes, pueda necesitar más
tiempo para profundizar su capacitación en el manejo de un tipo concreto de
enfermedad.
La creación de un ACE de Inmunología Clínica podría abrir una
puerta para que en el periodo post-troncalidad los médicos que elijan la
Inmunología desarrollen un itinerario formativo con contenidos de Inmunología
Clínica con atención directa a pacientes que les permita acceder posteriormente
a esta area de capacitación. Y habrá que estar atentos de si en el periodo
troncal aun se puede hacer algo todavía. En estos momentos lo importante es
estar bien posicionados, seguir existiendo como especialidad con actividad
clínica directa, como se ha reiterado a lo largo de estas reflexiones.
Además
debe considerarse que la formación en Inmunología Clínica debería desarrollarse
en Unidades Acreditadas en la atención de enfermedades de base inmunológica.
Ello supondría que las Unidades de Inmunología que cumplan los requisitos
podrían estar entre las encargadas de dar esta formación a los especialistas que
lo soliciten.
La Inmunología multidisciplinaria de Laboratorio Diagnóstico
tiene actualmente otros retos. Puede ganar y perder con la ubicación de la
especialidad en el tronco de laboratorio. La Comunidad de Madrid tiene la
intención de concentrarla y no sabemos que más en este cambio de modelo del
sistema. En esto depende de otros y hay mucho que hacer.
Para los que creemos
en la Inmunología Clínica con Asistencia Directa a Pacientes el peligro
inminente es que terminará extinguiéndose sin haber tenido la oportunidad de
desarrollarse plenamente dentro de la Inmunología. Y en este tema no solo han
sido “otros” sino nosotros mismos los que nos hemos puesto las barreras las
últimas décadas para su desarrollo.
Si la Inmunología Clínica con Asistencia
Directa a Pacientes no se destaca como tal en el programa formativo y en el plan
estratégico estaremos asistiendo a un retroceso para nuestra especialidad ya
que:
Reducirá el perfil asistencial de la Inmunología en relación al
actual.
Reducirá la posibilidad de crear nuevas plazas para inmunólogos
médicos y potencialmente de inmunólogos no médicos.
Pondrá en peligro la
continuidad de la Unidades Clínicas existentes.

Creo que una buena
decisión sería la de hacer claramente visible a la Inmunología Clínica con
Asistencia Directa a Pacientes:

En los itinerarios
formativos
Sentando las bases para la futura creación de un ACE de
Inmunología Clínica
Reconociendo la existencia de las Unidades Clínicas en el
plan estratégico de la CAM
Creando nuevas Unidades Clínicas o potenciando las
existentes en centros estratégicos para configurar un grupo interhospitalario
que defienda este perfil.
En momentos históricos hacen falta grandes
decisiones y para tomarlas, grandes gestores.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>